Conoce a Ina


Soy una artista autodidacta.

Hace 10 años descubrí que me encantaba pintar.
Utilizo varias técnicas: acuarela, pastel, lápices de colores, tinta china, collage, rotulador, óleo, acrílico.
Pinto sobre lienzo, madera, barro, cristal, estaño, tela. Siento que me encuentro en el principio de un camino, en el que me voy descubriendo como artista.

Cada boceto, dibujo o cuadro me da energía para empezar el siguiente.

Son pasos en mi camino, en el que unos dejan más huella que otros.
Mis manos se mueven sin que mi mente lo diga, pinto intuitivamente.
Es un don que tengo y que me pone en contacto con una energía que es superior a mí y luego me maravillo de lo que he creado.

Mi mano hace de canal entre el yo y la creación.
Mi estado mental es neutro y de esa manera puede fluir la creación.
He descubierto que es mi manera de comunicarme conmigo misma y con el mundo. Mi vida esta escrita en el arte.

He creado algunas joyas en plata.
He restaurado numerosos muebles y objetos.
Cuando estoy pintando me siento segura, feliz y  en paz.
He hecho algo de esculturas y me ha ocurrido lo mismo, mis manos se mueven y crean.
Me queda mucho camino por recorrer y por crear.
En mi espacio creativo interno hay armonía, fluidez, tranquilidad, expectación y fe; es un espacio sagrado que nada ni nadie puede alterar.